Aprende a leer las etiquetas de los alimentos en 6 pasos

Las etiquetas de los alimentos que aparecen en la parte trasera contienen información acerca de las porciones y cantidades de las calorías y demás datos nutricionales de los alimentos. Saber leer esas etiquetas te facilitará identificar los componentes de los productos que vas a consumir y te ayudará a elegir los productos más saludables para tu dieta.

A continuación, encontrarás el paso a paso para aprender a identificar los componentes que describen las etiquetas.

Paso 1: Verifica el tamaño de la porción del producto. La información que contendrá la etiqueta se basará en el tamaño de las porciones y es común que algunos productos contengan más de una porción.

Paso 2: Encontrarás la información acerca de las calorías de una (1) porción. Ese valor debe ser ajustado dependiendo de las porciones que se desean consumir. Con el dato de las calorías, podrás identificar como los alimentos interfieren en tu peso.

Paso 3: El dato del total de carbohidratos se encuentra en letra negrilla, al igual que los componentes siguientes. Este se mide en gramos (g). Como carbohidratos puedes encontrar el azúcar y la fibra dietaría.

Paso 4: Comprueba la grasa total en una (1) porción. Las grasas también se miden en gramos (g). Verifica la cantidad de grasa saturada en una (1) porción. Lo ideal es elegir alimentos que sean bajos en grasas saturadas.

Paso 5: Otro componente al que debes prestarle mucha atención es a las grasas trans, debido a que estas interfieren en el colesterol, elevando el colesterol que determinan “malo” y disminuyendo el colesterol que consideran “bueno”. Si los alimentos que vas a consumir contienen grasas trans, asegúrate de que su contenido sea de un (1) gramo o menos.

Paso 6: En las etiquetas también encontrarás el sodio, el cual es el principal componente de la sal. Ten en cuenta que regularmente al día se deben consumir menos de 2.000 miligramos (mg) de sodio. Este valor puede variar dependiendo de las características de cada persona y su condición alimenticia, su estilo de vida y su salud.

Los valores en las etiquetas se basan en una persona que consume 2.000 calorías por día (Este dato se usa para buscar uniformidad y servir de guía) pero el valor de las calorías que puedes consumir por día debe ser establecido por un médico o nutricionista dependiendo de tus características.

Recuerda que los pasos anteriormente mencionados son una guía general para aprender a identificar los componentes de las etiquetas nutricionales en los alimentos, con el fin de conocer de que están hechos los productos que llevarás a tu casa, haciendo elecciones alimentarias acertadas y saludables.